Los grandes bancos reciben 7.000 millones de dinero público mientras pagan mil de impuesto a la banca