El Opus Dei y la educación: un negocio de 1.000 millones de euros al año