Día Mundial de la Salud, un derecho amenazado